Saltar al contenido

Archivo

Etiqueta: cumpleaños

“Quiero que vengas conmigo… A cualquier otra parte… A cualquier otra parteeee… A cualquier otra parte… A cualquier otra parteeee…”

Esta fue la sintonía de la noche, y no porque fuésemos a ver a los Dorian (otra vez) en concierto (será el mes que viene), sino que nuestro querido Salva, Pollo, Pelusa… ¡Ha cumplido añitos! Ni más ni menos que 29 ya… ¡Estoy segura de que, a partir de ahora, dejarán de pedirte el DNI para entrar en los garitos! xD.

Aunque yo en mi cumpleaños no fui felicitada (perdona, Pollastre, tenía que soltarlo… :P), nuestro Salvador (nuestro Mesías) decidió hacer un evento por todo lo medio-alto… Y nos invitó a todos (a acompañarle) al Fresc-Co, ese lugar donde se comen lechuguitas y pasta (ahora también alitas de Pollo, :D). Allí, tras la cena y los brindis con cerveza de barra libre (¿se hizo alguno?), Salva aprovechó para abrir sus regalos… Yo le regalé cositas útiles (de esas que uno se pone en el cuerpo y las puede usar durante un tiempo si no las pierde… :P), y el resto hicieron una colecta, rompiendo su hucha de cerdo, para comprarle unos “peaso” altavoces que ya los quisiera yo para mí en mi Home Cinema… ¡Ah, que no tengo! Jajaja. Bueno, y Bea y su novio le regalaron una tacita monísima con un osito dentro… Más mono el oso… ¡Me encantó!

Yo considero que nos lo pasamos bien (porque yo me lo pasé muy bien… :)), pero mejor aún en el Barrio, cuando llenamos La Vereda, pegando berridos y cabezazos heavys con temazos que, a día de hoy, no conocía… Y luego, a llenar Confetti (la parte de arriba, que es más pequeña… :P). En un momento dado, tuve miedo… ¡El garito, que temblaba bajo nuestros pies! Parecía el cielo de la canción de Dorian… ¡Que se abría! Jajaja.

Temazos de la calidad de “Dance With Somebody”, “Trash”, “Tony the Beat” o la mismísima “Cualquier otra Parte” llenaron la noche… Eso sin contar los minijuegos de Nokia 5800 que dieron tanto… ¡De qué hablar! Jajaja.

Daros las gracias a todos por asistir: Jorge, Maje, Rafa, Kuri, Joaquín, Euge, María, Iñaki, Bea, etc. (me habré olvidado de alguien, seguro, :P). Y también darte las gracias a ti, cariñet, porque ya son dos cumpleaños juntos… Ojalá el mío este año pueda celebrarlo, sea del modo que sea… :)

¡Y que me lo pasé bien y punto! 😀

Os dejo con las fotos… ¡Pelochoooo, pronúnciate! 😀

Hace un par de semanitas tuvimos la oportunidad de asistir a uno de los eventos más importantes del año… No son las campanadas por Belén Esteban ni ninguna de las apariciones televisivas de Camela… ¿Adivináis entonces de qué se trata…?

Ay, que hay que decirlo todo… Pues nada, que uno de los benjamines del grupo, nuestro querido Rafa, cumplió años… ¡Ni más ni menos que 22 primaveras! Todo un jovencito todavía, como aquel que dice… Para celebrarlo, proponía un plan inicial: partido de fútbol por la mañana en su barrio, visita a la Feria de Navidad de la uni por la tarde, y cena en “La Traviata” por la noche… Todo un planazo si no hubiese sido porque la lluvia aguó (y nunca mejor dicho), la mayor parte del día, trayendo consigo un frío hivernal que nos dejó a todos congelados, jeje.

De modo que, el plan inicial, acabó por transformarse en una quedada para cenar en el restaurante “La Traviata” de Alicante. Era la primera vez que parecía que íbamos a llegar puntuales… ¿A que es sorprendente? Habíamos quedado en la puerta del sitio a las 21:30… ¡Y ya estábamos purulando por las calles a las 21! Cada vez nos volvemos más formales, che… Jajaja. Pero nada, da igual… Porque nosotros siempre acabamos haciendo alguna de las nuestras… No sé si es que nos equivocamos de “Traviata”, que es lo más probable… Por lo que acabamos llamando a Rafa para que nos dijese dónde estaba la calle Girona… Y yo… “¿Pero no estamos en la calle Girona? Estamos buscando la calle Alemania”, jajaja.

Por fin acabamos en el restaurante… ¡Y aún habíamos llegado puntuales! En la puerta estaban Agus y su chica… Y poco a poco fueron llegando el resto: Héctor, Marta, Fran, Elena, Inés, Pedro, Jacobo, Joaquín, Cristina, el propio Rafa… La cena se desarrolló sin grandes complicaciones: la mayoría pidió pizza, Salva se comió unos spaguetti (si no recuerdo mal) y yo algo de pescado, mientras “rulaba” por la mesa una jarra de sangría que no probamos…

¡Y llegó el momento de los regalos! Entre todos, le regalamos algo de informática (no me preguntéis qué, adivinadlo por las fotos, que ahí no soy experta, -además de que no lo recuerdo, :P-) y un jersey muy pijito y atractivo… ¡El cual llevaba Jacobo igualito! Pronto llegaba el postre: tarta de algún sabor que podías decidir…

Salimos bastante tarde del restaurante (casi cuando estaban a punto de cerrar)… Tras la típica media hora en la puerta del “¿qué hacemos ahora?”, Rafa acabó olvidándose los regalos dentro del lugar, para luego tener que volver a posteriori… Bueno, eso y las fotos que nos hizo en grupo Fran… ¡A ver cuándo las pasáis! :)

Y nada, la “fiesta” acabó en The Duke, famoso pub irlandés situado en la Plaza de Los Luceros… ¡Os dejamos con las fotos! :)

“Cumpleaños Feliz… Cumpleaños Feliz… Te deseamos todooooooos….”

Y es que… Puestos a cumplir años… ¡De cumpleaños sigue la cosa! La agraciada, esta semanita, ha sido ni más ni menos que nuestra querida María… ¡Muchas felicidades, xiqueta!

El pasado sábado, y tratando de organizar una fiesta sorpresa para la afortunada, quedamos todos en la casa de Euge para llevar a cabo tal misión… “Pan pan… Pan pan pan pan… Pan pan pan pan…” (Intento de imitación de la banda sonora de “Misión Imposible”).

Tras pasar toda la tarde por Elche comprando un teléfono móvil y probando mi pequeño coche, Salva y yo nos dirigimos a la ciudad condal (bueno, a Alicante… Jajaja), ya que a las 21:00 horas (ni un minuto más, ni un minuto menos…) habíamos quedado en la puerta de la Hamburguesería Bowerry’s con el resto, para comprar hamburguesas y sandwiches diversos, para llevar.

21:15… 21:20… Y nada, ahí estábamos los dos… Yo ligando con un abuelo peleón en un paso de peatones y Salva sentado en uno de los pivotes del suelo. El primero en llamar fue Rafa, y acabamos haciendo una improvisada lista de la compra en mi móvil para comenzar con el pedido… Luego llegó Iñaki y, posteriormente, Joaquín, Cristina, Jacobo, Rafa y la otra Vero. Tras recoger la manduca, fuimos corriendo para la casa de Euge; en nuestro caso, rezando para llegar vivos debido a la conducción temeraria de Raymost… Por el camino, encontramos también a Carlos (el novio de la otra Vero).

Subimos rápidamente a la casa de Euge, a ultimar detalles y a apagar las luces cuando Euge hiciese una llamada perdida al móvil de Rafa… Y así fue…

Todos calladitos, con la mano en la boca tratando de contener la risa, (muchas veces, imposible) y soportando el calor debido a que no sé quién había cerrado las ventanas, recibimos a Euge y María… ¡Pobreta ella! Recuerdo que se asustó muchísimo, ya que nos comparaba con un grupo de sectarios que rodeaban la mesa de su salón con una cabra a punto de ser sacrificada en el centro.

La cena ya se celebró sin más anécdotas, excepto la música del portátil de Rafa/mp3 de Jacobo, la famosa “sangría afrutada” de Joaquín o los comentarios a vídeos del youtube de señores con botes de cristal rotos en una “delicada” parte de su cuerpo. Destacar también que, ya con la luz apagada (Uuuuh… -estilo Santi Balmes), nos dedicamos a “play” a un juego de mesa del cual sólo recuerdo que hablaba de vagueo, profesiones y personajillos que se quedaban en tu casa o los enviabas a la del vecino…

A partir de eso, ya nosotros dos, nos bajamos al barrio… A escuchar temas como “Cualquier otra parte” en Voodoo, ese famoso local de pop/indie que fue el primero que visitamos cuando nos hicimos pareja, hace ya más de 9 meses… ¡Te quiero, Salva!

Os dejo con las fotos… Y, de paso, os dejo un enlace a mi nuevo blog: Trabajo Social y Actualidad

¡Saludos y besotes!

Este pasado sábado nos volvimos a juntar… Nos pusimos nuestras mejores galas, ya que la ocasión lo requería y… ¡Celebramos el cumple de Carlos e Iñaki! Tras haber problemas con la reserva (porque éramos muchos los que queríamos hacer acto de presencia), Carlos consiguió una gran mesa (y otra más pequeña) en el Fresc-Co, céntrico restaurante de Alicante, muy bien ubicado y donde se pueden comer lechugas,pasta, helados y demás cositas verdes, jejeje.

Como no, nosotros dos, como buen par de pelochos que somos, volvimos a llegar tarde… Que si “Vero, te dejo el coche un rato…” (que fue una vuelta y ya está, no te las des de generoso… Jajaja), que si “Vero, vamos a hacer la compra a Mercalicante…”, que si “Vero, vamos a llevar la compra a casa… Que el coche con peso no va…”, que si “Vero, vamos al centro a intentar aparcar…”, etc. Total, llegamos al Fresc-Co con un retraso de 45 minutos, cuando la mayoría de los allí asistentes ya estaban acabando de cenar y… ¡Estaban a punto de cerrar el servicio de cerveza! Jajaja. Menos mal que nosotros no bebemos y comemos más bien poco…

Tras el típico reparto de regalos entre los agraciados y comer una muy buena tarta de chocolate con galletas (creo), nos “desperdigamos” con la finalidad de ir a la zona del Benacantil, famosa por las concentraciones de jóvenes practicando deportes tales como el botellón, jajaja. Y, siguiendo las directrices, pues… ¡Nos dispusimos a lo mismo! Jajaja.

Tras un rato permanecer allí (sin beber, eso sí) riéndonos de la cruz roja iluminadísima en la puerta del cementerio y llamándolo “La Iglesia del Infierno”, vinieron los únicos que faltaban para completar la noche… ¡Los maderos! No sé si con porra en mano o no, repitieron varias veces que querían el rincón donde estábamos “más limpio de lo que estaba.” Yo me preguntaba cómo íbamos a hacer eso, debido a que en ese rincón ya habían depositado deshechos muchos otros mucho antes (el olor era insoportable).

Nosotros no tuvimos ningún altercado con ellos, así que nos agarramos de la manita como un par de primos y nos fuimos al barrio a pegar cuatro botes… Prácticamente pasamos todo el tiempo en “La Noche”, pegando saltos al ritmo de Dorian o Faithless y riéndonos de si Tere DJ tenía o no bigote… Jajaja. Después nos reencontramos en una plaza de la cual no recuerdo su nombre para ya despedirnos como buenos amigos que somos e irnos cada mochuelo a nuestro olivo…

No son demasiadas las fotos que hicimos… Si nos pasan alguna más, no os preocupéis que las iremos subiendo, :). Espero que te lo pasases bien, Salvita, sobre todo al ritmo de Imsomnia de Faithless (quieras o no, Tere DJ acertó… Jajaja). Muchas gracias por venir por mí para que pudiese acompañarte, :)

Os dejo con las fotos,

¡Besitos!

Holaaaa!!!

Este sabado nos reunimos todos en el campito de Joaquinete a celebrar el cumple de Jacobo. Esta vez hicimos algo que no habíamos hecho nunca… ¡¡disfrazarnos!!. Y con disfraces frikis!. En un alarde de originalidad y ya que estamos todos enganchados al Team Fortress 2, nos disfrazamos de los personajes del juego… el Heavy, el Scout, el Spy, el Soldier… no faltó ni uno… a mi me tocó robar los documentos en un CTF improvisado… toda una performance mientras en la mesa se nos enfriaban las chuletitas y las salchichas que, como siempre, jacobo había cocinado.

En fin, regalitos, muchas risas y muchas menciones a la madre de Javi y a la hermana y la madre de Jacobo. Además fuimos mojados por jacobo, que es ver una manguera y se lanza agarrarse a ella (no lo he dicho en ese sentido, malpensados).

Mi chiqui, Vero, se mojo bastante (todavía no sabía que cuando jacobo coge una manguera es peligroso y hay que correr)… pero bueno, a pesar del frio que pasó creo que se lo pasó bien. La fiesta terminó jugando a Pi (no a pituputamadre), donde nosotros ya nos fuimos, aunque la cosa no terminó mucho después.

Os dejo con las fotos del evento.