“Quiero que vengas conmigo… A cualquier otra parte… A cualquier otra parteeee… A cualquier otra parte… A cualquier otra parteeee…”

Esta fue la sintonía de la noche, y no porque fuésemos a ver a los Dorian (otra vez) en concierto (será el mes que viene), sino que nuestro querido Salva, Pollo, Pelusa… ¡Ha cumplido añitos! Ni más ni menos que 29 ya… ¡Estoy segura de que, a partir de ahora, dejarán de pedirte el DNI para entrar en los garitos! xD.

Aunque yo en mi cumpleaños no fui felicitada (perdona, Pollastre, tenía que soltarlo… :P), nuestro Salvador (nuestro Mesías) decidió hacer un evento por todo lo medio-alto… Y nos invitó a todos (a acompañarle) al Fresc-Co, ese lugar donde se comen lechuguitas y pasta (ahora también alitas de Pollo, :D). Allí, tras la cena y los brindis con cerveza de barra libre (¿se hizo alguno?), Salva aprovechó para abrir sus regalos… Yo le regalé cositas útiles (de esas que uno se pone en el cuerpo y las puede usar durante un tiempo si no las pierde… :P), y el resto hicieron una colecta, rompiendo su hucha de cerdo, para comprarle unos “peaso” altavoces que ya los quisiera yo para mí en mi Home Cinema… ¡Ah, que no tengo! Jajaja. Bueno, y Bea y su novio le regalaron una tacita monísima con un osito dentro… Más mono el oso… ¡Me encantó!

Yo considero que nos lo pasamos bien (porque yo me lo pasé muy bien… :)), pero mejor aún en el Barrio, cuando llenamos La Vereda, pegando berridos y cabezazos heavys con temazos que, a día de hoy, no conocía… Y luego, a llenar Confetti (la parte de arriba, que es más pequeña… :P). En un momento dado, tuve miedo… ¡El garito, que temblaba bajo nuestros pies! Parecía el cielo de la canción de Dorian… ¡Que se abría! Jajaja.

Temazos de la calidad de “Dance With Somebody”, “Trash”, “Tony the Beat” o la mismísima “Cualquier otra Parte” llenaron la noche… Eso sin contar los minijuegos de Nokia 5800 que dieron tanto… ¡De qué hablar! Jajaja.

Daros las gracias a todos por asistir: Jorge, Maje, Rafa, Kuri, Joaquín, Euge, María, Iñaki, Bea, etc. (me habré olvidado de alguien, seguro, :P). Y también darte las gracias a ti, cariñet, porque ya son dos cumpleaños juntos… Ojalá el mío este año pueda celebrarlo, sea del modo que sea… :)

¡Y que me lo pasé bien y punto! 😀

Os dejo con las fotos… ¡Pelochoooo, pronúnciate! 😀