Saltar al contenido

Archivo

Archivo de agosto 2009

Este pasado sábado nos volvimos a juntar… Nos pusimos nuestras mejores galas, ya que la ocasión lo requería y… ¡Celebramos el cumple de Carlos e Iñaki! Tras haber problemas con la reserva (porque éramos muchos los que queríamos hacer acto de presencia), Carlos consiguió una gran mesa (y otra más pequeña) en el Fresc-Co, céntrico restaurante de Alicante, muy bien ubicado y donde se pueden comer lechugas,pasta, helados y demás cositas verdes, jejeje.

Como no, nosotros dos, como buen par de pelochos que somos, volvimos a llegar tarde… Que si “Vero, te dejo el coche un rato…” (que fue una vuelta y ya está, no te las des de generoso… Jajaja), que si “Vero, vamos a hacer la compra a Mercalicante…”, que si “Vero, vamos a llevar la compra a casa… Que el coche con peso no va…”, que si “Vero, vamos al centro a intentar aparcar…”, etc. Total, llegamos al Fresc-Co con un retraso de 45 minutos, cuando la mayoría de los allí asistentes ya estaban acabando de cenar y… ¡Estaban a punto de cerrar el servicio de cerveza! Jajaja. Menos mal que nosotros no bebemos y comemos más bien poco…

Tras el típico reparto de regalos entre los agraciados y comer una muy buena tarta de chocolate con galletas (creo), nos “desperdigamos” con la finalidad de ir a la zona del Benacantil, famosa por las concentraciones de jóvenes practicando deportes tales como el botellón, jajaja. Y, siguiendo las directrices, pues… ¡Nos dispusimos a lo mismo! Jajaja.

Tras un rato permanecer allí (sin beber, eso sí) riéndonos de la cruz roja iluminadísima en la puerta del cementerio y llamándolo “La Iglesia del Infierno”, vinieron los únicos que faltaban para completar la noche… ¡Los maderos! No sé si con porra en mano o no, repitieron varias veces que querían el rincón donde estábamos “más limpio de lo que estaba.” Yo me preguntaba cómo íbamos a hacer eso, debido a que en ese rincón ya habían depositado deshechos muchos otros mucho antes (el olor era insoportable).

Nosotros no tuvimos ningún altercado con ellos, así que nos agarramos de la manita como un par de primos y nos fuimos al barrio a pegar cuatro botes… Prácticamente pasamos todo el tiempo en “La Noche”, pegando saltos al ritmo de Dorian o Faithless y riéndonos de si Tere DJ tenía o no bigote… Jajaja. Después nos reencontramos en una plaza de la cual no recuerdo su nombre para ya despedirnos como buenos amigos que somos e irnos cada mochuelo a nuestro olivo…

No son demasiadas las fotos que hicimos… Si nos pasan alguna más, no os preocupéis que las iremos subiendo, :). Espero que te lo pasases bien, Salvita, sobre todo al ritmo de Imsomnia de Faithless (quieras o no, Tere DJ acertó… Jajaja). Muchas gracias por venir por mí para que pudiese acompañarte, :)

Os dejo con las fotos,

¡Besitos!

Bueno, he aquí mi segundo intento de escribir un post sobre las fiestas de Elche. Evidentemente, por no ser de Elche y no tener vacaciones, no he podido asistir a todo, pero sí que he ido a una buena parte de las fiestas y como toda buena fiesta se unen muchos factores, música, conciertos, espectáculos, fuegos artificiales y pólvora, ruido… etc. de todo eso y más pudimos disfrutar en las fiestas de Elche. Os voy a hacer un pequeño resumen de los eventos donde acudimos vero y yo.

Conciertos:

Las noches del sabado y domingo se llenaron de música para todos los gustos. En primer lugar fue el concierto de Bustamante. Bustamante que puedo decir, el concierto estaba lleno lleno, sobretodo de madres con sus hijas, hijos con sus padres, hijos pequeños sueltos, y gente bastante más mayor… en realidad demasida gente, tanta que no pudimos ni ver el escenario de cerca… No es mi estilo de música, pero bueno, Vero y yo nos reimos bastante… a ella si que le gusta y además de reirse disfruto de muchas canciones, yo sencillamente disfruté de la última que cantó, no recuerdo el título pero parecía una especie de remix, si cerraba los ojos me venía a la cabeza el estilo de Fangoria o el de OBK.

La noche del domingo se lleno de rock (o musica celta, o heavy, o lo que sea) de Mago de Oz. Aunque con menos afluencia que Bustamante, por nuestra parte la afluencia fue casi total, nos juntamos más amigos de los que recordabamos tener, y todos juntos pudimos saltar y berrear las canciones de este grupo, a pesar de que Maje y Vero se tuvieron que tapar, segurmente, los oídos un par de veces ante nuestros berridos. Un gran concierto sin duda.

Además han habido conciertos para los más nostalgicos, clasicos como Formula V o Los Brincos, y otros conciertos a los que tampoco asistimos, como los de los participantes de OT.

La nit del Albà:

Noche donde, desde los tejados, los ilicitanos intentan convertir la noche en día, con grandes castillos de fuegos artificiles y el apoyo de los vecinos lanzando fuegos artificiales tambien. Sencillamente espectacular, ya que, estés en la azotea que estes, te ves envuelto por una gran cantidad de fuegos artificiales. Tambien es tradición comer una Sandía o Melón de agua en algunas zonas de nuestra geografía, elegid el nombre que más os guste. Fue divertido ver los fuegos y comer sandía mientras se iluminaba la noche…

La nit de la roà:

Noche de fiesta, que creo que recordar que fue el viernes, donde la gente hace una especie de marcha con velas por el centro de la ciudad, no voy a hablar porque no sé los detalles de eso (vero, si quieres nos explicas tú de que va la cosa). Por otro lado los pubs tenían música en la calle, como en los buenos tiempos de hogueras en el barrio y la zona… snif, que recuerdos. La única pega era que habían demasiados niños… niños en un estado de embriaguez extremo, que la verdad, a veces me daba pena verlos. Y cuando digo niños no digo de 17, sino de 13 o por ahí. Es una noche que aprovechamos para pasar un rato por la barraca principal y escuchar a un dj más preocupado por que su pelo ondara al viento de un ventilador, tomar un heladito con la familia, y de vuelta a casa pegar algunos saltos con la música que había en la calle. Sin duda es la noche que más marcha vi por la calle, aunque, como ya he matizado, no estuve allí todos los días de fiestas.

La noche del castillo:

Noche de castillos de fuegos artificiales en pleno puente del rio, la gente se aglomera para ver un bonito castillo donde lo más destacable fue una cascada de luz cayendo del puente, mientras sonaba una especie de himno ruso (no digas que no Vero, parecía un himno ruso, anda que no nos reímos con la mano en el pecho e imaginando desfilar a las tropas del kremlin), después de eso hubo un apoteosis final de luz y color que ya, laentablemente, marcando el fin de fiestas.

Y tanto fue así que la música en las calles ya no estaba, a pesar de ser sábado, así que tras un paseo por el centro y un heladito nos volvimos a casa, deseando que lleguen pronto de nuevo los días de luz, color, pólvora y mucha música.

Creo que no se me olvida nada más. Quiero dar las gracias a mi novia Vero, por animarme a ir y por enseñarme las fiesta de su city, y por tener paciencia conmigo y con mi cara de cansado después de varíos días de dormir poco (en alicante no es fiesta y tenía que madrugar para currar). Muchas gracias chiqui, te quiero un montonazo. Tambien a su familia por tantas invitaciones a cenar y a comer y a helado y todo eso. Muchas gracias!.

Por supuesto de todo esto hay fotos, os animo a verlas.

Si alguien quiere aportar más experiencias y opiniones sobre las fiestas, cosas que haya vivido o simplemente quiere añadir algo, para eso están los comentarios (esto va para ti también, chiqui, comenta y escribe tu algo más, seguro que hay cosas que no he comentado y son también interesantes)

Un abrazo